10/10/2013 - Estadísticas del mes de septiembre

pGiuseppeEl P. Giuseppe Sometti, sacerdote italiano, ha estado en Brasil de misiones durante los últimos 40 años. Nos habló sobre su trabajo en las misiones y de su experiencia en Medjugorje cuando vino por primera vez en 1985. Añadió que le gustó mucho saber de las apariciones de la Gospa, pero que en el fondo mantenía un espíritu crítico, probablemente por estar especializado en actividades paranormales. En la actualidad trabaja con adictos y niños abandonados y nos comentaba lo siguiente sobre su actividad: "Viajé a islas donde vivía gente con tremendas enfermedades e intentaba proporcionarles ayuda médica. Estaban muy metidos en hechizos y magia negra, por lo que pasé 5 años estudiando psicología y parapsicología, para de este modo llegar a conocer mejor ese mundo. Viajamos a distintos lugares de Brasil e intentamos hacerles ver que no trataban con espíritus, sino con algo que estaba en su subconsciente. Cuando llegué a San Paolo me impresionó ver el mundo de la droga y a niños totalmente perdidos. No dejaba de pensar qué habría hecho Jesús si Él hubiera estado en mi lugar. A partir de ese momento comenzó a darse una revolución en mí. Quería sentir y conocer lo que Dios me pedía."

Giuseppe volvió ese año 7 veces a Medjugorje y ha traído consigo a muchos peregrinos. "Comprendí inmediatamente que aquí estaba sucediendo algo extraordinario. Tuve una gran amistad con el P. Slavko, y no cabe duda de que Medjugorje da muy buenos frutos. Tras la experiencia con niños, el año sabático que me tomé, y después de hablar con el P. Slavko, decidí dedicarme a trabajar con niños. En la actualidad tenemos 80.000 niños y 13 hogares activos. Educamos a esos niños y les enseñamos habilidades artesanales. El P. Gainni Bovo, converso y residente cerca de Padua, acompañaba al P. Giuseppe y nos comentaba: "Conocí al P. Giuseppe hace 20 años y en la actualidad colaboro con él. Experimenté mi propia conversión, vine a Medjugorje en diversas ocasiones y con gran alegría he sentido cómo se abría mi corazón. Este es un lugar de oración y conversión debido a la presencia intensiva de la Gospa."

Fuente: www.centromedjugorje.org