13/08/2012 - El párroco de Medjugorje, padre Petar Vlasic llama la atención sobre la comercialización del fenómeno de la aparición de María

Estima que el mensaje de la Virgen María ha sido el mismo desde hace 500 años, y pareciera que sus apariciones están preparando el regreso de Jesús, de modo que la aparición de María tiene una responsabilidad, podría salvar al mundo, pero considera que la comercialización es perjudicial para el mensaje principal de Medjugorje.

Medjugorje puede ser parte de los preparativos del cielo para la reaparición de Jesucristo. Las apariciones de la Virgen María en Medjugorje pueden preceder a la reaparición de Jesús, de la misma manera sus apariciones parecen haber estado haciendo en los últimos cinco siglos, dice el sacerdote Petar Vlasic párroco de Medjugorje, en una entrevista con el diario croata Vecernji List.

Para llegar a esta conclusión, el P. Vlasic cita el primer día de las apariciones en 1981 – el 24 de junio, el Día de la Fiesta de San Juan Bautista, el predecesor y pregonero de Jesús. Allí la Virgen María se coloca a en el contexto de San Juan Bautista pidiendo el arrepentimiento, que es el resumen de las apariciones de la Virgen en los últimos cinco siglos.

“El corazón de los mensajes se dio el primer día de las apariciones. Juan el Bautista apareció con el mensaje de arrepentimiento, Jesús se apareció con el mensaje de arrepentimiento, porque el Reino de Dios estaba aquí, no en un futuro lejano“, dice el P. Petar Vlasic.

“El mismo mensaje ha llegado de la boca de María en todas sus apariciones en los últimos cinco siglos. No hay nada nuevo para nosotros, pero nos da una medicina que puede salvar al mundo”.

“El mundo está corriendo aún más rápido en la crisis, no vemos su fin. Hace mucho tiempo se habló de los límites del crecimiento. Ahora tenemos un estancamiento, recesión en el mundo, y necesitamos aceptar el Evangelio, el consejo de Cristo”, dice el padre Petar Vlasic.

“Sólo la verdad y la palabra de Cristo pueden salvar al mundo. Pero María es importante en el servicio de su Hijo y para su reentrada en el mundo. Una vez ella lo trajo a este mundo, y parece que sus apariciones en los últimos cinco siglos preparan el camino para su reentrada”, concluye el párroco de Medjugorje.

El privilegio y la responsabilidad de Medjugorje 

Vlasic reconoce que este análisis tiene consecuencias inmediatas para sus feligreses. Su punto de vista del rol de Medjugorje trae a la memoria los mensajes de la década de 1980 cuando la Virgen María llamó a los habitantes de Medjugorje para ser su reflejo acogiendo y dando testimonio a los peregrinos, mostrando a los visitantes otra forma de vida.

“Si la parroquia se encuentra en una posición privilegiada en relación con todas los demás, si María eligió este lugar, entonces debemos tratar de responder a ese privilegio y ese amor con nuestra vida. Eso significa la aceptación de nuevas normas y criterios en la vida, la aceptación de un estilo de vida evangélico, una vida radicalmente diferente de las normas de este mundo”, dice el P. Petar Vlasic.

“Si somos hijos amados de María, entonces para todos nosotros, María debe ser nuestra querida Madre. Tenemos que pagar amor con amor, restaurar el primer amor, recuperar el entusiasmo de aquellos primeros días hace 31 años cuando no teníamos nada, pero eran todos ricos, ricos de Dios. Ese es el papel de la parroquia y los feligreses”, dice el sacerdote de la parroquia, reconociendo que nada puede darse por sentado.

“La gracia es como una lluvia de verano. Se derrama y se va. Depende de nosotros cómo podemos exponernos a ella”.

Entonces y ahora son dos mundos diferentes

Vecernji List pide al sacerdote de la parroquia que compare los primeros días con la moderna Medjugorje, donde el P. Petar Vlasic ha sido el cura de la parroquia desde el año 2007.

“Visto desde el exterior, se trata de dos mundos completamente diferentes. Al principio sólo teníamos el fenómeno, videntes, y un fervor religioso que era imparable“, dice.

“Todo en aquel entonces estaba conspirando contra el fenómeno de las apariciones marianas, a excepción de que los creyentes tenía un sentido de seguridad interna garantizada: Sí, un milagro se llevaba a cabo aquí, el cielo viene aquí, invisible e inaudible, pero las cosas están sucediendo”, dice el P. Petar Vlasic, lo que contrasta el pasado con la moderna Medjugorje

“Hoy el panorama es muy diferente. Hoy queremos todo, alimentos, bebidas y alojamiento, todo menos entusiasmo y una fe sólida y oraciones que tuvieron la fuerza de hacer desaparecer al comunismo ateo“.

Mientras las amenazas en contra de Medjugorje vinieron de los comunistas en los primeros días, en 2012 provienen de los capitalistas, señala el párroco.

“Hoy una gran comercialización se está ofreciendo, cada uno a su manera, quiere ‘rentabilizar’ el beneficio de este fenómeno. A veces, por supuesto, en detrimento de lo espiritual y del mensaje principal que es la razón por la cual María se le apareció ” finaliza el Padre. Petar Vlasic a Vecernji List.

Fuente: www.medjugorjetoday.tv
por Jakob Marschner