15 de junio de 2008 Queridos Hijos de Medjugorje, ¡Alabados sean Jesús y María!

1 – El 2 de junio Mirjana Soldo recibió su aparición mensual en el Cenáculo, y luego nos transmitió el siguiente mensaje: “¡Queridos hijos, estoy con ustedes por la gracia de Dios, para hacerlos grandes – grandes en la fe y en el amor – a todos ustedes! A ustedes, cuyos corazones se han vuelto duros como piedra por el pecado y la culpa (mientras decía esto, la Virgen miraba a los presentes a quienes se refería, con expresión de dolor y lágrimas en sus ojos), y a ustedes almas devotas, deseo iluminarlas con la fuerza de la fe y abrirles los caminos del amor y de la esperanza. Sean perseverantes, yo estaré con ustedes.”

2 – ¿Un coma de luz?  ¡El testimonio del padre Tim Deeter, recogido anoche, regocijará aquellos que rechazan dejarse engañar por una cultura de la muerte! Un enfermo en estado de coma es un alma que vive experiencias secretas con Dios, y Dios a veces permite que éstas salgan a la luz…
Cuando era vicario de la parroquia Santa María en Texas, el padre Tim era también capellán nocturno de un gran hospital católico. Su tarea como capellán era muy intensa, y lo llevaba a visitar a una gran cantidad de pacientes a horas en que los médicos habían terminado sus exámenes y controles de la jornada, y que las visitas, familiares y amigos se habían retirado. Los pacientes, muchos de los cuales serían intervenidos quirúrgicamente al día siguiente, estaban solos. Era entonces, más que en cualquier otro momento del día, cuando los pacientes pedían la presencia del sacerdote.
El padre Tim visitaba cada noche en forma particular a una persona: a Helen, que estaba en coma desde hacía varias semanas (Frecuentemente las personas en coma todavía pueden escuchar, porque el oído es el último sentido que se pierde). Cada noche, el padre recitaba un Padrenuestro, Avemaría y Gloria junto a su lecho, y después le relataba someramente las novedades del día, deportes, pronóstico del tiempo, etc. Una noche, el padre Tim tenía una gran cantidad de pacientes por visitar, y pensó en dejar de ir a ver a Helen. Ella no respondía de manera normal, por lo que pensó que si omitía de ir una noche, no tendría gran importancia. Sin embargo, cuando terminó de realizar todas las demás visitas, la moción que debía ir de todas maneras a verla le volvía una y otra vez.
A las tres de la mañana, entró en su habitación sin encender la luz, porque la luna brillaba suficientemente como para iluminar el cuarto. Sentado en una silla cerca de la cama de Helen, comenzó a recitar rápidamente las oraciones habituales, pensando que sería suficiente. Sin embargo, experimentaba el sentimiento profundo que de tenía que hacer algo más por aquella mujer. Algo (o ¿Alguien?) le soplaba que debía ofrecerle que recibiera el sacramento de la Reconciliación, que quizás no había tenido la oportunidad de confesarse antes de su enfermedad. Entonces, el padre Tim le propuso la absolución sacramental y le dijo que le concedería un momento de silencio durante el cual podría confesar sus pecados a Dios en su corazón. Después recitó el Acto de Contrición y le pidió a Helen que orara en silencio al mismo tiempo que él; le impuso las manos y le dio la absolución de todos sus pecados. (Recordemos que la palabra “absolución” no significa “perdón” sino “liberación”).
Mientras el sacerdote pronunciaba las últimas palabras de la absolución, ¡Helen se incorporó repentinamente!, con los ojos bien abiertos, levantó los brazos hacia delante, y sonriendo exclamó: ¡JESÚS!
Ante el impacto, el padre Tim experimentó temor. Miró enseguida hacia la pared, que Helen contemplaba con tanta intensidad y vio que había un pequeño crucifijo de madera. Volvió nuevamente su mirada hacia Helen, y ésta había vuelto a caer sobre su almohada, muerta. Fueron necesarios varios minutos para que el padre Tim pudiera comprender lo que había sucedido. Algo en la vida de esta mujer la tenía retenida a esta vida, pero una vez liberada de ese lazo, se había encontrado libre para ir al encuentro de Jesús.
El día del sepelio, la hermana de Helen fue a ver al padre Tim. Se había enterado de que él había asistido a su hermana en el momento de su muerte. El padre le contó que le había dado la absolución, a pesar de estar en coma. La mujer, muy agradecida, le dijo: “Cuando Helen y yo éramos pequeñas, nos enseñaron a pedir todas las noches la gracia de la buena muerte (es decir de morir en estado de gracia). Ahora sé que Dios ha escuchado nuestras oraciones, y agradezco que mi hermana haya muerto en paz”.
A veces, el padre Tim les pedía a sus pacientes en coma que apretaran su mano en señal de que deseaban recibir la absolución. A menudo, concentrando sus reducidas fuerzas, estos pacientes respondían ejerciendo una ligera presión en la mano, indicándole así que lo habían escuchado todo, comprendido todo y que deseaban recibir el Sacramento. ¡Hoy en día estos hechos deben ser proclamados desde los tejados!

3 – ¿Una novena como regalo? Durante estos días en que nos preparamos para festejar a nuestra Madre, expresémosle nuestra gratitud mediante una acción concreta, para alegría de su corazón: ya que ella insiste una y otra vez en que recemos por nuestros sacerdotes, les propongo que cada uno adopte a un sacerdote en su corazón.
Podemos imaginar nombres que correspondan a algún sacerdote en crisis: que por falta de sostén en la oración, estén pensando en abandonar su hermosa vocación. Cada uno de nosotros tomará uno de esos nombres y le pedirá a la Gospa que elija ella misma el sacerdote que se encuentra en dificultades que lleve ese nombre, y ese sacerdote será para nosotros como si fuera nuestro hijo amado durante todos los días que preceden el 25 de junio.
Durante esta novena, intensificaremos nuestras oraciones, sacrificios y ofrecimientos por aquel sacerdote, según la generosidad de nuestro corazón, ¡y así obtendremos gracias que le ayudarán a permanecer fiel al sacerdocio y aún a convertirse en un santo sacerdote!
Si no llegamos a iniciarla a tiempo, continuemos orando después del Aniversario, hasta completar la novena.
Quizás algunos se sientan llamados a prolongar esta adopción más allá de los nueve días, rezando diariamente una decena de rosario u ofreciendo a Dios algún sacrificio o renuncia en particular. Esta es la forma en que la Virgen en Medjugorje ha formado a los jóvenes del grupo de oración: cuando tenía un proyecto por realizar, les pedía que la ayudaran en forma concreta, y sus pedidos eran siempre muy precisos.
Ideas de nombres: Bernardo, Luis, Gerardo, Francisco, Víctor, Santiago, Rafael, Carlos, Esteban, Alejandro, Yves, Miguel, Federico, Jonathan, Marek, Pascual, Antonio, Guillermo, Sergio, Miguel, Henry, Claudio, Casimiro, Juan, Marcelo, José, Eduardo, Daniel, Nicolás, Diego, Domingo, Carlos, Agostino, Luka, Ulrich, Dimitri, Andrés, Piotr, Ricardo, Eugenio, Lorenzo, Enrique, Alfonso, Felipe, Cristóbal, Julián, Benito, Franz, Karl, Mauro, Serafín, Camilo, Amadeo, Joaquín, David, Karol…
Estas apariciones no tienen precedente en la historia, ¡qué privilegio tenemos al vivir en estos tiempos y ser testigo de ellas! ¡Respondamos con generosidad! “Oren por la salvación del mundo mientras Dios permite que esté con ustedes,” nos dice María. Tengo una sugerencia: escriban una carta a la Virgen con el nombre del “sacerdote protegido” que hayan elegido y cuéntenle lo que están haciendo por él. Las cartas serán depositadas a sus pies durante una aparición. ¡Gracias!

¡Querida Gospa, que tanto velas por nuestra salvación eterna,
por favor ayúdanos a revisar nuestros valores y a adoptar los tuyos!

Sor Emmanuel +

PS 1: ¡El Niño escondido de Medjugorje en castellano ya está, en España, al alcance de todos cuantos quieran encontrarse con tan sabrosa lectura!
Puede adquirirse en:
Hijos de Medjugorje de España
Apartado de correos 61, 08191 Rubí (Barcelona)
hijosdemedjugorjeespana@gmail.com
Teléfonos: (34) 676 05 95 94 y (34) 629 79 28 49

Consultar www.virgendemedjugorje.org y www.medjugorje.es otros puntos de distribución en España.

También pueden adquirirse ejemplares de esta edición en las charlas de Sor Emmanuel, en Medjugorje.

La versión latinoamericana del Niño Escondido de Medjugorje sigue en proceso de edición en la Editorial Paulinas de Buenos Aires, Argentina.

PS 2 – Retiro sacerdotal internacional ARS 2009
En el 2009, para el 150° aniversario del nacimiento en el Cielo del Santo Cura de Ars (4 de agosto de 1859) se realizará un retiro internacional para sacerdotes en Ars, organizado por el Santuario de Ars, la Sociedad J. M. Vianney y la Comunidad de las Bienaventuranzas. Este retiro será predicado mayoritariamente por el Cardenal Schönbom (Viena) del 27 de septiembre al 3 de octubre. A las 14 los sacerdotes podrán beneficiarse de una escucha espiritual con Sor Briege McKenna, el padre Kevin Scallon, etc… ¡Coméntenselo desde ahora a sus sacerdotes! Informes: info@retraitears2009.org

PS 3¡Inscríbete! y recibirás mensualmente el Reporte de Medjugorje por Sor Emmanuel:
castellano: nuestravirgendemedjugorje@googlegroups.com
francés: wmmedjugorje@childrenofmedjugorje.com
inglés o alemán: pray@childrenofmedjugorje.com
italiano: info@vocepiu.it
croata: rsilic@yahoo.com
portugués: medjugorjeport@yahoo.com
El sitio www.childrenofmedjugorje.com ofrece este reporte en otros idiomas.

Si estabas inscripto pero ya no recibes el reporte, vuelve a registrarte en la dirección indicada arriba porque probablemente haya sido eliminada de nuestros listados por deficiencias técnicas o haya sido bloqueada por la protección anti SPAM.

Como la cantidad de mails rebotados por ser considerados SPAM aumentaba de día en día, se ha formado para los lectores hispanos un grupo de información Google, http://groups.google.com.ar/group/nuestravirgendemedjugorje , cuya dirección para inscribirse o escribir es: nuestravirgendemedjugorje@googlegroups.com . Esta es la mejor forma de asegurarse que el reporte llegará a destino sin ser rebotado. Igualmente se sigue manteniendo el grupo Msn para los usuarios de Hotmail. Si deseas recibir el reporte en una cuenta Hotmail deberás auto inscribirte en http://groups.msn.com/nuestravirgendemedjugorje .

Para acceder al Reporte del mes y a los Reportes anteriores: www.mensajerosdelareinadelapaz.org , ir luego a Children of Medjugorje: Reportes en español.

Contestadores telefónicos con el mensaje del día 25
España: (34) 91 345 54 041

Estados Unidos: (1) 305 362 7314 (en castellano y en inglés)