21/01/2014 - Testimonio del matrimonio Kanizaj de Zagreb

preduocnicaNumerosos peregrinos visitan Medjugorje cada año y sus testimonios son como pequeñas piezas que forman un mosaico hermoso de la imagen de Medjugorje.

Neli y Igor Kanizaj, una pareja casada, hacen hincapié en que cada visita a Medjugorje es para ellos una gran alegría y una profunda experiencia. Igor conoció Medjugorje en su juventud, cuando era miembro de la Juventud Franciscana, pues cada una de sus visitas le traía algo nuevo, principalmente, paz: "Medjugorje es un oasis de paz, un refugio. Siempre me gusta venir a Medjugorje, aunque sea por un corto período de tiempo, y eso cambia mi vida una vez regreso a Zagreb, donde vivo y trabajo. Son muchos los frutos y cada visita trae algo nuevo”. Por otra parte, Neli, su esposa, se resistió a venir a Medjugorje durante mucho tiempo, pero decidió venir sólo por el anhelo de tener un niño. A pesar de toda su hipocresía y de la falta de fe que tenía cuando vino por primera vez al Monte de las Apariciones, la Gospa, Madre de Dios, oyó y respondió a sus oraciones: "Me daba vergüenza porque vine sin fe y con mucho resentimiento. Sentí paz, calidez y me sentí bienvenida. Sólo un mes después de volver a Zagreb me di cuenta de que estaba embarazada". Esta pareja tiene hoy a Noa, que tiene siete años.

Fuente: www.centromedjugorje.org