Boletín nº 129 - 3 de Noviembre de 1999

Visita de Obispos

En octubre visitaron privadamente Medjugorje cuatro obispos: Mons. Joseph Mugeny Sabiti, Mons. Christopher Kakooza de Uganda, Mons. Stanislas Lukumwena del Congo, Mons. José de Jesús Nuñez Viloria, obispo emérito de Venezuela, y Mons. Emilio L. Bataclan de Filipinas.

En este número del Press Bulletin damos a conocer las impresiones de los obispos de Uganda. Mons. Joseph Mugeny entre otras cosas dijo lo siguiente:

"Aquí no hay nada problemático. Lo que en Medjugorje acaece es en verdad muy poderoso. Vemos a gente de todo el mundo. El tiempo en que vivimos es un tiempo especial. Dios a través de este lugar nos da gracias especiales. Muchos fieles que tienen dificultades con su fe deberían venir a este lugar, a Medjugorje. Medjugorje es una oportunidad, un privilegio, un don especial de Dios que, mediante la interseción de la Bienaventurada Virgen María, nos da para ayudarnos. El mundo se halla en un estado excepcionalmente malo y es bueno que existan varios lugares como Medjugorje. Las guerras, los divorcios, la droga y otras dependencias - son todas cosas muy malas. Necesitamos un lugar en el cual aprender el verdadero amor, la verdadera paz y la verdadera fe. Por eso, no existe confusión alguna sobre lo que aquí está sucediendo. La experiencia en este lugar es más poderosa que en cualquier otro lugar. La gente que vive aquí tiene espíritu de oración. Pienso que la gente que dirige la Iglesia debería acudir a este lugar y experimentar lo que aquí sucede.

Eso nos va a ayudar a todos para vivir mejor mejor y conducir a los demás al bien y a Dios.

Acerca de sus impresiones, Mons. Kakooza dijo:

"La Bienaventurada Virgen María se aparece en muchos lugares. En realidad, son importante sus llamados a la compasión, la oración y la penitencia. Los llamados de la Virgen a una vida santa, a la conversión, a la vida con Dios son llamados con los cuales podemos merecer la eternidad. Pienso que la conversión y la oración son mensajes que todo el mundo debería hacer suyos a fin de que pueda regresar a Dios. De esa manera el hombre abre el camino hacia la eternidad."

Viaje Misionero de Fr. Branimir Musa

Durante septiembre y octubre, Fr. Branimir Musa visitó E.E.U.U. Para los religiosos y religiosas de la custodia franciscana de Herzegovina en E.E.U.U. realizó en Chicago ejercicios espirituales en tres ocasiones.

Invitado por los peregrinos de Medjugorje y de los Centros de Paz participó en conferencias marianas en Chicago y en Portland. Ambos encuentros de oración duraron cada uno dos días, y participaron varios miles de fieles.

Tales encuentros son una confirmación de cómo los mensajes de la Virgen de Medjugorje se difunden por el mundo encontrando un suelo fértil en las personas de hoy, deseosas de paz.

Fra. Leonard Orec visitó nuevamente Kosovo

El presidente de la asociación humanitaria "Medjugorje-Mir" de Split, Fr. Leonard Orec, el 11 de octubre de 1999 visitó nuevamente Kosovo. En conversación con los sacerdotes y con la población concluyó que la situación no ha mejorado. El invierno está a las puertas, y los techos de las casas quemadas aún no han sido reparados. Muchos repatriados viven en tiendas junto a sus casas destruidas. Las organizaciones humanitarias internacionales se han comprometido a reparar al menos los techos destruidos y poner ventanas, pero hasta ahora no han hecho prácticamente nada. El suministro de víveres, ropa, calzado no es suficiente. Es necesario apelar a los benefactores y a las organizaciones humanitarias menores que ayudan directamente para que antes del comienzo del invierno procuren ayudar a los habitantes de Kosovo, especialmente a aquellos que se encuentran en lugares alejados, con víveres, ropa y calzado. Son necesarios también moblaje de casa y máquinas agrícolas. Aprovechamos la ocasión para agradecer a todos que hasta ahora han ayudado generosamente a la sufrida población de Kosovo.

Children Of Medjugorje - Sister Emmanuell
Noviembre 01,1999

Monseñor André Lecocq, Prelado de Honor de Su Santidad el Papa Juan Pablo II y rector del Santuario de Montigleon en Francia (dedicado a las almas del Purgatorio) acaba de tener una experiencia inusual. Como le regalaron el boleto para ir a Medjugorje, decidió ir allá con mentalidad abierta. Al pasar por Eslovenia fue recibido por el Arzobispo de Ljubljana, quien lo animó: ³¿Medjugorje? ¡Es obra de Dios! ¡Medjugorje no podrá ser detenido! Hoy nadie puede negar los buenos frutos. ¿Acaso no reconocemos el árbol por sus frutos? Medjugorje es obra de Dios y perdurará.² Se reunió en privado con Vicka durante 15 minutos y él, que había trabajado tanto por las almas del Purgatorio, quedó muy impresionado al oír a esta sencilla persona hablar con tanta precisión de las realidades del Cielo. Este encuentro lo convenció de que la experiencia de Vicka es genuina. De regreso en casa, dio un testimonio positivo acerca de su peregrinación. Para él, el número y la profundidad de las confesiones que escuchó atestiguan el resplandor y la vitalidad del santuario. En la catedral de Ljubljana dijo: ³Es María quien nos pone en movimiento, tal como Ella misma partió para visitar a Isabel; ¡es María quien nos invita personalmente a su casa en Medjugorje!² (Estas palabras fueron relatadas por hijos espirituales suyos que lo acompañaron).

Pero el Señor tenía un plan secreto. ¿Quiso preparar en Medjugorje a este sacerdote Suyo para la siguiente etapa en su jornada? ¡Sí! Monseñor Lecocq llegó a Medjugorje el 24 de junio de 1999. El 24 de julio, un mes después, murió en un accidente automovilístico en Francia. Que su intercesión nos ayude al dejar este mundo con María, habiendo vivido en este mundo con Ella.