Boletín nº 179 - 26 de Octubre de 2002

Vicario Arzobispal de Venezuela de Visita en Medjugorje

A fines de septiembre vino a Medjugorje para dar gracias por sus 25 años de sacerdocio, Mons. Ricardo Guerra, vicario del arzobispado de Valencia en Venezuela.

El peregrinaje mariano de tres semanas, lo ha emprendido con un grupo de 16 fieles, y comprende Fátima, Santiago de Compostela, Lourdes, Milán, Roma y París.

Mons. Guerra ya había estado en una ocasión en Medjugorje. La experiencia vivida lo impulsó a crear un grupo de oración por los jóvenes que procuran vivir los mensajes de la Reina de la Paz. A la pregunta sobre el porqué ha venido nuevamente a Medjugorje y sobre lo que atrae a los fieles a este lugar, Mons. Guerra dijo: “Me he enamorado de Medjugorje. La voz maternal, que llena de ternura resuena a través de los mensajes de la Virgen, conduce a los fieles a la oración y a Cristo. La Virgen nos llama “hijitos” y esta palabra toca al hombre en lo profundo del corazón. Los obispos en Venezuela mantienen sus propias reservas con respecto a las apariciones de Medjugorje, pero los fieles siente que esta invitación es auténtica y responden.”

Visita del Arzobispo de Fiyi

EL Mons. George Pearce, arzobispo emérito de la isla de Fiyi vino en visita privada a Medjugorje entre fines de septiembre y principios de octubre. Visitó Medjugorje con un grupo de peregrinos americanos. Mons. Pearce actualmente vive y trabaja en la archidiócesis de Providencia, Rhode Island, en EE.UU.

Visita del Obispo Canadiense

Mons. Pearse Lacey, obispo emérito de Toronto, Canadá, vino a Medjugorje de manera privada con un grupo de peregrinos canadienses y permaneció del 12 al 19 de octubre. Ya había estado en Medjugorje en el año 1987. Con ocasión de la festividad de la Virgen de Fátima, el 13 de octubre, celebró la Santa Misa para los peregrinos de idioma inglés junto con veinte sacerdotes. Mons. Lacey dijo que cree que Medjugorje es una continuación de Fátima.