Boletín nº 188 - 26 de Julio de 2003

Mons. Gerard, Obispo Emérito de Sudáfrica en Medjugorje

"Considero que el desafío de Medjugorje está completamente de acuerdo con las enseñanza de la Iglesia y con la formación teológica que hemos recibido como sacerdotes. Pienso que el verdadero desafío consiste en poner en práctica lo que hemos aprendido. Para mi, el desafío de Medjugorje consiste en lo siguiente: despertar lo que ya tenemos en el corazón y en la mente y relexionar sobre nuestra vida. Me ha impresionado profundamente el espíritu de oración y devoción que aquí reina. Estuve en en el seminario para sacerdotes y me impresionó la fraternidad, el espíritu fraterno que reina entre los sacerdotes que vienen de diversos países, lleno de seriedad y exactitud, lleno de oración y vigilia. Se vió que los sacerdotes tenían hambre de todo eso. A todos quienes me pregunten acerca de Medjugorje solamente les diré brevemente: ¡vayan y experimenten por sí mismos!"