Boletín nº 190 - 26 de Septiembre de 2003

Visita del Obispo Austriáco

"Desde el primer momento me impresionaron los peregrinos de este lugar, como también la atmósfera de oración, la alegría y la paz interior que resplandece por doquier. Pienso que, como Cristo mismo lo dice, el buen árbol puede ser reconocido por los buenos frutos".

Visita del Obispo de Wabaga, Paua-Nueva Guinea

"En Medjugorje la persona se sumerge en una atmósfera de oración y silencio, lo cual es muy positivo
Se ora mucho, hay confesión, la celebración eucarística es hermosa y con mucha vida, y eso no sucede en todas partes. Diría: miren los frutos. Los frutos que veo y experimento, acerca de los que escucho, son tan positivos y convincentes
que tengo la convicción personal de que la Virgen está aquí actuando, que se aparece. Los videntes son auténticos, incluso los admiro por haber resistido durante tanto tiempo. Me ha impresionado la atmósfera de estre lugar. En una ocasión tuve la oportunidad de hablar con la vidaente María en Viena. Nos entendimos muy bienb. Le dije que en Nueva Guinea poco a poco estamos conociendo los mensajes de la Virgen y que deseamos seguirlos y virlos."