Boletín nº 72 - 27 de Agosto de 1997

El Presidente de la Conferencia Episcopal de Japón visitó Medjugorje

El presidente de la Conferencia episcopal de Japón monseñor Stephen Fumio Hamao visitó la República de Croacia por invitación del cardenal dr. Franjo Kuharic. Durante su estancia en Croacia, el 16 de agosto visitó Medjugorje en compañía del embajador de la República de Croacia en Japón Sr. Andelko Simic. Luego de haber recorrido el santuario, el arzobispo japonés se reunió y conversó acerca de los eventos de Medjugorje con el párroco de Medjugorje y con los otros franciscanos que actualmente cumplen su servicio en Medjugorje. Monseñor Hamao se interesó por la venida de peregrinos de Japón y de otras regiones de Asia del Sur a este santuario conocido mundialmente. El párroco de Medjugorje Fr. Ivan Landeka regaló al importante invitado una monografía fotográfica de Medjugorje y un rosario, y el director del Centro de Información Fr. Miljenko Stojic le dio a conocer al arzobispo de Japón los datos más importantes acerca de los acontecimientos de Medjugorje durante estos 16 años.

La visita del Obispo de la India

A principios de agosto de 1998, Medjugorje fue visitado por el obispo de la India monseñor Arokiaswamy . En Medjugorje permaneció una semana. Una tarde condujo la celebración eucarística y en tal ocasión predicó a los fieles reunidos. La homilía de monseñor Arokiaswamy la damos a conocer en su totalidad.

"Yo soy un obispo de la India. Llegué a ser obispo hace 21 años, y sacerdote hace 51 años. Es un deseo mío visitar todos los santuarios marianos, todos los lugares donde se ha aparecido nuestra Santísima Madre. Lourdes, el más conocido de estos santuarios, lo he visitado 4 o 5 veces. También he visitado la capilla de la Medalla Milagrosa. El año pasado visité Montichiari donde Nuestra Señora apareció como Rosa Mística. Un año antes había visitado Fátima en Portugal y Garabandal en España.

Este año tengo el honor de visitar este santuario, el de la Reina de la Paz en Medjugorje, gracias a un amigo mío de Alemania el Sr. Benedicto Meier al cual había encontrado en Montichiari en noviembre pasado. Me siento feliz por haber podido transcurrir en este lugar algunos días en oración. Aquí se siente una atmósfera de fe, oración y profunda devoción hacia Maria Santísima, la Gospa (Virgen) como ustedes aquí La nombran.

l mensaje de Medjugorje es el mismo que en otras partes: Oración, penitencia y conversión. Una gran cantidad de personas que se confiesan y regresan a Dios, son un gran signo de esperanza para el futuro de la Iglesia.

En el siglo pasado y en siglos anteriores, el racionalismo había inundado el mundo. La gente había empezado a decir que no existían cosas que pertenecieran al campo de lo sobrenatural o milagroso y que lo que se consideraba milagro podía ser explicado por causas naturales, por la ciencia. En tal contexto, la Virgen apareció en Lourdes y realizó muchos milagros. Cuando los científicos, algunos de ellos, comenzaron a explicar estos fenómenos aduciendo causas naturales, la Virgen realizó más milagros y milagros más portentosos, como si hubiera querido decirles a estos científicos: "Y ahora, ¿qué dicen de esto ... y de esto??? En resumidas cuentas, los científicos tuvieron que reconocer que ellos no podían explicar esos eventos milagrosos aduciendo causas naturales y tuvieron que reconocer que estos tenían un origen sobrenatural y milagroso. Dios quiso regresar al hombre de su fatuidad y encaminarlo hacia El mismo.

Lo mismo sucede hoy en día. El adelanto tecnológico llevó el hombre a la Luna y a Marte. El hombre se enorgullece de la tecnología y piensa que no tiene necesidad de Dios. Procura encontrar satisfacción en el placer desenfrenado. Sin embargo, sólo halla el vacío en sí mismo, los bienes materiales y la búsqueda del placer no lo llenan. Se da cuenta de que sólo Dios puede colmar ese vacío y darle la verdadera alegría y la paz espiritual.
Dios envía a Su Madre en diferentes tiempos y a diferentes lugares para que Ella le lleve la gente a El. Por doquier el mensaje es el mismo: oración, regreso a El en confianza, penitencia y conversión. Estos son valores evangélicos, no podemos encontrar otros. Esta es la razón por la cual los mensajes fundamentales en todas las apariciones marianas son las mismas.

En Medjugorje numerosos milagrosos se adjudican a la intercesión de María Santísima, la Gospa: curaciones corporales, conversión de una vida en pecado a una vida profundamente cristiana. El hecho de que a este lugar ininterrumpidamente estén acudiendo peregrinos y en un número cada vez mayor nos demuestra que aquí se imparten dones milagrosos. Si fuera diferente, el flujo de peregrinos hubría terminado desde hace ya tiempo. Creo que Chesterton fue aquél que dijo: "Usted puede engañar a cierta gente todo el tiempo, puede engañar a toda la gente cierto tiempo, sin embargo, no puede engañar a toda la gente todo el tiempo".

Continuamente la gente sigue acudiendo a este lugar en un número cada vez mayor y regresan con la paz en sus corazones.

Estoy convencido personalmente de que estos eventos de este lugar tienen un origen milagroso. Pero, debemos esperar el dictamen "oficial" de la Iglesia, el cual puede durar años. Para el dictamen oficial de la Iglesia en el caso de Lourdes se tuvo que esperar mucho tiempo - cerca de 50 años. Los eventos de Medjugorje tienen una antiguedad de apenas 16 años. La Iglesia es lenta, pero no ha prohibido las peregrinaciones.

Lo que más me entristece y me provoca dolor es la actitud negativa del obispo local, del actual, y la de su antecesor. Roguemos para que esta actitud negativa se transforme. El Papa de manera privada alienta las peregrinaciones a Medjugorje. El las ha aprobado privadamente. Esto es suficiente para nosotros por ahora. Encomendémonos ardientemente a la Santísima Virgen para que Ella nos modele según la imágen de su hijo Jesús y para que podamos vivir según los valores evangélicos de amor, perdón y solidaridad y seamos testigos de Jesús entre la gente con la cual vivimos.

Hoy día es la festividad de San Lovre, un renombrado diácono y mártir de la Iglesia originaria. Dado que hoy día es domingo, no se celebra su festividad. Asistió en la eucaristía al Papa Sixto II (cuya festividad celebramos hace tres días). También le fueron confiados los bienes materiales de la Iglesia y el cuidado de los pobres.

Se cuenta que le había sido comunicado al emperador romano que la Iglesia era poseedora de una gran riqueza: el emperador quiso entonces apropiarse de los bienes de la Iglesia. Envió a un servidor suyo para decirle: "Lovro, he oido que la Iglesia posee grandes riquezas y bienes. ¿Me los puedes mostrar? Lovro le dijo que se los mostraría después de tres días. El funcionario se sentía muy feliz. Al cuarto día Lovro juntó a todos los pobres, inválidos, tullidos, y ciegos de Roma y se los mostró al enviado romano diciéndole: "Este es el tesoro de la Iglesia". El enviado se puso furioso porque Lovro le había tomado el pelo y ordenó que fuera martirizado sobre una parrilla de hierro con fuego debajo. Se dice que en un momento Lovro le dijo a sus martirizadores¨"Un lado ha sido oficialmente asado, denme vuelta y coman". Murió como un mártir renombrado.

Atendamos a los pobres, veamos en ellos a Cristo que sufre y ayudémoslos, como si estuvieramos ayudando a Jesús. Jesús dijo: "En verdad les digo que, cuando lo hicieron con alguno de estos más pequeños, que son mis hermanos, lo hicieron conmigo". Eso es lo que la Madre Teresa hace en las chozas de paja de Calcuta. Reconozcamos a Jesús en los pobres que padecen y ayudémoslos cuánto podamos.

La Iglesia reza en sus oraciones oficiales para que estemos protegidos de las pasiones y de la corrupción, tal como Lovro fue protegido del fuego.
Que el Señor, por intercesión de la Bienaventurada Virgen María, la Gospa, nos libere del fuego de las pasiones y nos ayude a conducir una buena vida cristiana."