Comentario del mensaje del 25 de Agosto de 2004