4/06/2013 - Era atea y blasfema y abortó dos veces: tras 20 años de dolor se convirtió en Medjugorje

“Queridos hijos, he venido aquí y me he presentado como la Reina de la Paz. También hoy, de modo particular, os invito a orar por la paz. Orad por la paz, particularmente en vuestras familias. ¡Paz, paz, queridos hijos! ¡Abríos al don de la paz! La Madre ora junto a vosotros e intercede por todos vosotros junto a Su Hijo. La Madre os ama con amor materno. ¡Gracias, queridos hijos, por haber respondido también hoy a mi llamada!”