Mensaje del 25 de Agosto de 2011

"¡Queridos hijos! Hoy os invito a orar y a ayunar por mis intenciones, porque Satanás quiere destruir mi plan. Aquí comencé con esta parroquia y he llamado al mundo entero. Muchos han respondido, sin embargo, es enorme el número de aquellos que no desean escuchar ni aceptar mi invitación. Por eso, vosotros que habéis dicho Sí, sed fuertes y decididos. ¡Gracias por haber respondido a mi llamada!"

Comentario