Mensaje extraordinario del 30 de diciembre de 2103 a Ivan

"Queridos hijos, también hoy de modo particular deseo invitaros: sed mis portadores de paz en este mundo inquieto. Orad por la paz. Os invito, queridos hijos, a perseverar en la oración. Sabed que yo oro junto con vosotros y que intercedo ante mi Hijo por todos vosotros. Gracias, queridos hijos, porque también hoy habéis respondido a mi llamada"